Adelaida Laine

Hace mucho tiempo, en un desfile, nos preguntaron en qué momento se alinearon los astros para que Adelaida y yo nos entendiéramos tan bien siendo tan distintas a primera vista y las dos sonreímos. Nos conocimos hace muchos años, cuando empezaba a participar en desfiles con mi marca. Más tarde, cuando yo organizaba los desfiles siempre contaba con ella porque cuando tu lo organizas, te gusta compartir ese momento únicamente con personas con las que conectes muy fuerte por qué no deja de ser un momento muy intimo mostrar a la gente tu trabajo, cuando lo entiendes como una manera de expresar tu ser.

Sí que es verdad que visualmente somos el día y la noche pero nos une el amor por lo que hacemos. Creo que pocas personas en mi vida me he encontrado que demuestren tanto respeto por su profesión como lo hace ella, porque ella, ella es sombrerera  y yo que me tomo muy en serio lo que hago porque ya no hay línea que divida mi trabajo de mi vida, así que estas personas me parecen escasas y me gusta tenerlas cerca porque como decía la canción ” yo solo me rodeo de los buenos”.

Me mira como supongo que se mira a alguien cuando quieres decirle  que este tranquila, que confías en ella y que está ahí, con los ojos.  Adelaida tiene el mar de Asturias en los ojos. Compartimos ese amor por las cosas antiguas con mucha vida y sin prisa, de esas que ya no se hacen. Es entrar en su taller y encontrar tesoros en cada esquina, mientras suena música francesa y me enseña el último sombrero que ha hecho completamente a mano o una tiara bolita a bolita, flor a flor y entra la luz a lo bestia por esas ventanas de su segunda casa, donde se sienta en su silla antigua para coser ,restaurada por ella misma, claro.

Todo allí se cocina a fuego lento, con las materias primas más puras y mas cuidadas, consiguiendo así que cada pieza sea única, especial y un tesoro de esos que heredan las hijas listas orgullosas del buen gusto de su madre. Sus obras son joyas atemporales como su elegancia infinita.

Hoy he coronado a la Reina” me ha dicho y no podía hacerlo otra, tenía que ser Ella. Gracias Adelaida por tanto.

Para ver su trabajo y enamorarte puedes pasarte por su taller en la C/ Ancha, 13, visitar su web, su facebook o en su instagram.

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--12

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--15

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--21

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--25

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--28

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--30

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--54(1)

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--56

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--114

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--34

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--35

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--41

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--42

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--46

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--47 Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--66

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--59

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--82

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--84

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--103

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--106

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--108

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--110

Reina Canalla Blog 7 -Adelaida--128

Body flecos : Colección “Julieta tiene un arma” –Reina Canalla

Vestido vintage

Tiaras y tocados : Adelaida Laine

Fotografía: Álvaro Ayarza – Abocados

Mientras hacíamos este post sonaba: Summertime – Andrea Motis –

2 comentarios en “Adelaida Laine

  1. Q bonitas palabras, q bien t expresas REINA CANALLA!!! Me ha emocionado lo bien q hablas y detallas el buen hacer profesional y humano d nuestra querida y común amiga!!!!! Gracias x este pequeño homenaje q la haces, xq es UNA GRAN ARTISTA y PERSONA, y se debe divulgar!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *