Se fuerte, vuelve Narcos

Madrid es raro. Aún no llevo aquí ni una semana y me han llamado Mamita más veces que en toda mi vida. Mi corrala es lo puto más y el otro día volviendo de ikea de comprar velas, casi se le prende fuego al coche de un colega y me di cuenta que esto va a ser asi cada día, inesperado y desconcertante. SI te digo la verdad, necesitaba esto, es muy aburrido ser heroina local.

Ayer me pidieron una foto de mis tatuajes en el cercanías, bueno realmente me pidieron dos y aún me sigue pareciendo una locura.

Mientras todo arranca, me la paso reventando las cerraduras de mi jaula con los dientes.

Aún no corro en las estaciones de metro, y sigo sonriendo mucho a la gente, que extrañada te devuelven la mejor sonrisa que tienen con todos sus dientes. Le he prometido a Rubén que cuando el venga, no dejare que sienta el frio este que tengo cuando de repente nadie o casi nadie te dice ” se que estás sola en una ciudad nueva, paso a buscarte y vamos a comer nachos? ” Tampoco lo tomo demasiado en cuenta, la verdad. Si es cierto que subir la persiana de la cocina y ver que la vecina había tendido un oso de peluche en el patio me alegró el día.

Hay un coche que cada noche se para delante de mi portal y se la pasa pitando como unos 10 minutos a las 11 de la noche. En mis películas mentales me imagino que es algún novio al que le han dejado y viene a recuperar su amor. También me he dado cuenta que aunque tengo las entrañas rellenas de amor, ya no hablo de ello casi nunca. También he flipado por que ahora escucho más alto los pasos de peatones como en “Piedras” de lo que los escuchaba antes.

El rastro de mi barrio es especialmente hitano, el domingo no podía parar de alucinar y sacar fotos. Compré flores para la entrada de mi casa. También me tiene muy alucinada una chica árabe que lleva el velo puesto y que escucha a Drake compulsivamente. Los contrastes aquí son a lo bestia.

En un momento que iba a entregar curriculums, sonaban mil ambulancias la gente corría y se empujaba y yo fui consciente de lo que se me venía encima y temblé, cerré los ojos fuerte y al volver abrirlos tenía delante una pared entera llena de carteles que ponían: ” se fuerte, vuelve Narcos”, así que sonreí y pensé que he venido para dar guerra y que si en algún momento esto no se parece a lo que soñaba, me faltará tiempo para largarme y no mirar atrás, sonriendo tan tranquilamente vamos. Al final todo se resume a enfocar desde el lado adecuado la movida.

LIBRE.

 

 

Reina Canalla Blog 13 Poligono-79

Reina Canalla Blog 13 Poligono-81

Reina Canalla Blog 13 Poligono-83

Reina Canalla Blog 13 Poligono-88

Reina Canalla Blog 13 Poligono-90

Reina Canalla Blog 13 Poligono-91

Reina Canalla Blog 13 Poligono-92

Reina Canalla Blog 13 Poligono-93

Reina Canalla Blog 13 Poligono-96

Reina Canalla Blog 13 Poligono-98

Reina Canalla Blog 13 Poligono-100

Reina Canalla Blog 13 Poligono-101

Reina Canalla Blog 13 Poligono-102

21458676_1684357661596777_753178199_o

 

Top : Primark

Pantalón : Zara

Parches : H&M

Chanclas : Cayler & Sons

Fotografía : Alvaro Ayarza – Abocados

Mientras escribia este post sonaba (obvio) : Mucho Muchacho – Cambios

2 comentarios en “Se fuerte, vuelve Narcos

  1. Me encanta leer todo esto!! y ver que alucinas con cada experiencia, que absorbes todo y aprovechas cada sensación nueva!!
    Ya estás en otro mundo, este era muy pequeño para alguien tan grande como tú.
    Sé que eres fuerte!!!!
    te quiero mucho reina!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *