Chao Maradona

Pues se ha muerto Maradona. Yo no sé que más le queda a este año por pasar ya y miedo me da. No es que fuera yo su mayor fan, entiéndeme, pero le tenía esa empatía loca que tengo con la gente que teniendo un Don, se pierde en cosas mundanas. Además la última vez que disfracé, iba de novia de Maradona, acabé llorando borracha de jagger en medio de una calle donde nevaba. Qué cosas joder.

Llevo desde que Almodóvar estrenó ” La voz humana” pensando en escribir esto, pero no se qué hago con el tiempo que al final no se estira más y sin embargo a mi me da la sensación de que todo fue ayer, o antesdeayer y estuviera viviendo la vida de prueba, la de 15 diasque luego vendrá la de verdad. Lo malo que no.

Bueno, a lo que iba, Almodóvar. Me puse mis mejores galas (chandal de manila) y claramente me fui al estreno. Estuve como en una nube un rato largo desde que salí del cine. Esa es mi relación con el Arte así a lo bestia, me golpea fuerte en la cara y tardo en aterrizar de nuevo. Verle ahí hablando a cámara, ver todo el Amor como Él lo entiende, me hizo sentir menos histérica y dramática. O al revés, mucho más, y no tener ninguna necesidad de explicarlo (mi sueño más recurrente es que no tengo que explicar mis entrañas nunca, porque alguien, extraterrestre supongo, me entiende). Y hablando de entender, NADIE entiende mi forma de amar como lo hace Pedro. Muchas veces siento que lo más guay del mundo seria sentarme a charlar con él y sentirme por fin en casa. Sin embargo me la paso apartando de mi camino a personas genéricas que les doy una mano y si me descuido me arrancan hasta los pelos. Estoy hasta el mismísimo coño de la gente que dice “soy rara” y que va, sois de lo más normal y aburrido del puto mundo, y yo, de lo que me queda, ya no regalo nada. Además que si quieres irte, chao. Conmigo la puerta nunca está cerrada, es más, pocas veces está abierta.

mood: L O S I E N T O, N O M E A P E T E C E S

Me echo mazo de menos, ya no hay ni Camarón en Paris que valga ni que me regrese. Tengo la pena agarrada al estómago y a mi sueño. Quien dice sueño dice pesadillas, menuda mierda. Pero bueno que esto, como todo pasará (digo yo) y tampoco se esta tan mal conviviendo en un piso pequeño y acogedor con varios tigres que te miran y piensan ” y tú qué? no piensas hacer nada por solucionar todo esto?” y la movida es que cada día que pasa yo menos sé, menos entiendo, menos quiero y mas igual me da, a grandes rasgos, todo.

Fotografía: Alvaro Ayarza , Abocados.
Mientras escribía este post sonaba: Tus ojillos negros- Camarón de la Isla-

< Yo pego un tiro al aire cayo en la arena
Confianza en el hombre nunca la tengas
Nunca la tengas prima nunca la tengas
Yo pego un tiro al aire cayo en la arena >

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *